España, potencia mundial en observación espacial

por | junio 20, 2016

En España solemos tener la impresión de que los avances científicos brillan por su ausencia y de que la inversión en investigación y desarrollo es nula comparada con la de otros países del continente europeo. Nada más lejos de la realidad. En nuestro país contamos, por ejemplo, con una amplia red de observatorios astronómicos que nos hace ser líderes en este apartado. Es cierto que la orografía de la Península Ibérica ayuda a la proliferación de este tipo de instrumentos, puesto que nuestra situación en el mapa así como el clima y la existencia de altas montañas ayudan a que contemplar el cielo sea una misión sencilla. Sin embargo, nuestros científicos han mostrado un gran interés en este campo desde hace tiempo y cuentan además con una formación envidiable en dicho apartado, por lo que la combinación de todos estos factores es la que propicia que España potencie la observación astronómica, tanto en la península como en las islas.

Así, por ejemplo, en nuestro país contamos con importantes centros de este tipo como el observatorio del Teide, ideal por la altitud de este pico y por la formidable calidad astronómica del cielo canario. Del mismo modo, en Almería, el observatorio de Calar Alto ofrece multitud de posibilidades a los científicos que tienen la suerte de trabajar en el mismo, puesto que, al igual que el del Teide, se sitúa a más de 2000 metros de altura y cuenta además con el mayor telescopio de Europa, con un tamaño de 3,5 metros. Por último, el observatorio de Almadén de la Plata, en Sevilla, está considerado el mayor centro de divulgación astronómica de España. Situado en el Mirador de La Traviesa, si situación es igualmente envidiable y recibe visitas diarias ya que se encuentra abierto para todo el público.

Todo esto no solo convierte a nuestro país en una referencia en cuando a investigación astronómica, sino que además hemos sabido combinar a la perfección ciencia y divulgación, de modo que cada año miles de turistas llegan a España para practicar la llamada observación de estrellas, algo en lo que también somos líderes junto a otros países como Chile o Portugal.