Latinoamerica: relación de la juventud con el ahorro energético

por | julio 2, 2016

No hace mucho, en México, se llevó a cabo un congreso por la organización Jóvenes Ciudadanos, que trató distintos temas relacionados a las energías alternativas. Se presentaron una gran variedad de iniciativas para la creación de fuentes de electricidad que fuesen limpias, respetuosas de la comunidad, íntegras ecológicamente, que tomaran en cuenta la justicia social, económica democrática, y pacífica, según la Carta de la Tierra de la UNESCO.

Es emocionante considerar que estas iniciativas fueron todas ideadas por jóvenes que tenían de quince a veinticinco años de edad, planteando soluciones factibles y eficientes que a futuro podrían beneficiar a la humanidad entera tal y como la conocemos. Entre los proyectos presentados hubo diversidad, explorando energías renovables como la solar, eólica, geotérmica y la biomasa.

Las ideas fueron presentadas ante un panel compuesto de especialistas de distintas áreas del tema para su discusión y profundización, jóvenes de toda Latinoamérica fueron capaces de exponer sus proyectos, todos con sus distintas perspectivas y aproximaciones hacia la solución de los problemas particulares de cada región.

Las perspectivas de cada iniciativa fueron mayormente planteadas tomando en cuenta la participación de los ciudadanos: Programas de educación sobre los temas, proyectos para convertir hogares en generadores de energía, y también iniciativas orientadas hacia el entretenimiento y el transporte, la verdad es que los jóvenes se tomaron su tiempo para cubrir aspectos fundamentales sobre los cambios de sistemas de energía eléctrica, es inspirador.

Es importante que la juventud tenga una participación importante tanto en esta como en otras áreas, ya que las ideas nuevas y originales que tienden a tener las nuevas generaciones pueden y van a ser las respuestas a muchos problemas que atacan a la sociedad moderna, como lo es el del ahorro energético, la humanidad para avanzar hacia un futuro satisfactorio debe desarrollar un sistema de energía eléctrica limpio, sustentable y renovable, que permita a las grandes mentes enfocar sus esfuerzos en otras áreas de rigor que nos impulsen como sociedad.